Algoritmo de Google: Phantom 3. Factores a los que afecta

En mayo os hablé de una actualización de algoritmo que Google tardó dos semanas en confirmar y que vino a denominarse Phantom 2, encaminada a limpiar los resultados de búsqueda de contenidos de escasa o dudosa calidad, también conocida como The Quality Update.

Phantom 3 Quality Update Google

Como resultado varias páginas se vieron afectadas con altos porcentajes de pérdidas de tráfico. Algo muy poco usual para ajustes algorítmicos sin aviso, que suelen afectar en menor medida y que por ello, no son notificados. Sin embargo, al buscador le gusta hacer estas cosas en fechas clave, siendo pre-verano y pre-navidad sus favoritas, incluso habiendo afirmado que no haría ajustes importantes hasta 2016.

La actualización podría haber arrancado el 19 de noviembre y Glenn Gabe ha sido de nuevo quien  mejor ha analizado y resumido la situación, al percibir que aquellos sites afectados negativamente por Phantom 2 estaban moviéndose en los rankings, en esta ocasión de forma positiva y precedidos por la mejora que ya se había producido en septiembre debido un nuevo temblor, que tampoco se sabía muy bien si era producto de Panda 4.2 y su lento despliegue, pero que de seguro, también tenía que ver con la calidad del contenido.

Para Search Metrics podría tratarse de un reajuste de la actualización de mayo, suavizando algunos de los factores que entonces afectaron a los sites, teniendo en cuenta la coincidencia con el lanzamiento de la nueva versión del documento Search Quality Evaluator Guidelines, que es el que se utiliza para las penalizaciones manuales y cuyas notificaciones en Search Console se incrementaron también en las mismas fechas.

Lo que parece estar claro es que, pese a no ser exactamente igual, Panda y Phantom van de la mano. Mientras que el primero intenta primar la calidad, el segundo busca mejorar la usabilidad y que el usuario encuentre realmente lo que busca optimizando su tiempo, sobre todo en un entorno digital cada vez más mobile.

Entre los análisis realizados por diferentes webs y tal y como ya hice con su predecesor, los factores sobre los que más parece haber afectado Phantom 3 son los siguientes:

  • Sitios web prostituidos. De nuevo, el afán de monetización mediante publicidad invadiendo el contenido y confundiéndose con él se ha visto afectado negativamente, así como quienes emplean banners publicitarios de gran formato en la primera mitad de la página anterior al scroll.
  • Usabilidad y experiencia de usuario. Durante 2015 se ha venido hablando mucho sobre nuevos factores que están entrando en juego de cara a posicionar: tiempo de permanencia, CTR, navegación… indicadores, para bien o para mal, de que el usuario, una vez ha hecho click en el resultado encuentra lo que estaba buscando, en definitiva, páginas diseñadas para cumplir los objetivos de quienes les visitan a través de búsquedas concretas.
  • Contenido complementario de baja calidad. En relación al punto anterior, todo aquello que sea superfluo como textos de introducción que sólo buscan mayor volumen de caracteres pero que no aportan contenido útil (véase párrafos introductorios a una receta), scroll infinito, exceso de pop-up, modales o sidebar plagados de enlaces no relacionados, también han contribuido a perder posiciones.
  • Menos presión sobre el contenido duplicado. En contraprestación a Panda, Phantom 3 parece ser más permisivo con la duplicidad en algunos contextos, como letras de canciones, traducciones o definiciones, para que así el usuario escoja aquella que considere de mayor calidad. Eso sí (y esto es totalmente subjetivo) aquí creo que ha levantado la mano para evaluar y una vez detecte de entre todos los similares, aquel que más se ajusta a sus intereses de calidad, golpeará.
  • El valor de la marca. Google también ha emprendido una carrera a favor del valor de la marca y su relevancia, de ahí que se hayan reducido competidores para búsquedas de branding y que se pretenda dar al usuario lo que realmente quiere y no alternativas de compañías competidoras.
  • Navegación forzada y paginación excesiva. Todavía se utilizan páginas puerta que suponen que un usuario tenga que hacer más de tres clicks para encontrar el contenido que busca, bien por exceso de URL´s intermedias o cloaking mediante imágenes o diapositivas que no aportan valor y que, en la mayoría de los casos, sólo buscan cumplir con el primer punto: monetizar.

¿Y tú? ¿Has detectado algo más?

Stop marketing, start engaging Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn27Share on Google+0Share on Facebook3Buffer this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *