Cómo pedir una solicitud de reconsideración a Google

Durante los últimos años, pandas y pingüinos han hecho estragos en la web, tanto es así que han conllevado una redefinición de las notificaciones para Webmaster a través de Search Console y una mayor transparencia por parte de Google en los avisos de penalización manual.

Reconsideración de Google Lego Star Wars

Cuando recibes un aviso de que tu site o una parte del mismo, ha sido penalizado, una vez solucionado el “desaguisado”, Google habita la posibilidad de enviar una “solicitud de reconsideración” para que comprueben que ya no existe el incumplimiento de alguna o algunas de sus directrices y puedas volver a rankerar con normalidad. Aun así, hay varias cosas que debemos tener en cuenta:

  • Google no avisa de todas las penalizaciones sufridas por tu site. No suelen existir notificaciones para las penalizaciones automáticas del algoritmo, puesto que “se entiende” que ya debes conocer las directrices de Google y que de incumplirlas, tendrías que ser consciente de qué está “fallando”…Si todo fuera así de sencillo…
    Cuando tu tráfico orgánico ha caído en picado o sufres algunos síntomas propios de la penalización, a no ser que tengas muy claro el motivo (por ejemplo, un error técnico que ha cargado en código todo el contenido de un widget de noticias mostrándolas en código pero no en pantalla -cloaking en toda regla-), yo no suelo recomendar mandar una reconsideración, al menos no de forma inmediata a la solución de los “supuestos” problemas.
    En estos casos el proceso de recuperación es lento porque el robot debe volver a pasar por tu site, aplicar el algoritmo y ver qué ya no infringes ninguna directriz o incluso, esperar a una nueva actualización del mismo, sin embargo, siempre he creído que es mejor “hacerle pensar” que ha sido un fallo puntual, que entonar el “mea culpa” de primeras y que resulte, que estás declarando por un delito que no has cometido porque la penalización venga por otra causa y encima, se sumen la primera a la segunda. Como sigo, siempre y cuando no tengas muy claro por dónde vienen los tiros.
  • Una vez admitida la reconsideración no esperes recuperar todas tus posiciones anteriores. Si has sufrido una penalización, en la mayoría de los casos, estabas rancheando para keywords, páginas o la web, más arriba de lo que “naturalmente” te correspondía.
    El caso de Pengüin es el más claro: si determinados enlaces me estaban “dando puntos” y resulta que con una actualización de algoritmo, ese site que me enlazaba se ha catalogado como granja de enlaces o el volumen de “anchor text” exactos a una keyword supera lo establecido como “natural”, aunque eliminemos esos enlaces y aprueben la reconsideración, esos “puntos” ya no existirán y por tanto, nuestro ranking será más bajo y tendremos que trabajar en construir nuevas referencias externas de calidad.
  • Si has sido penalizado entrarás a formar parte de una “lista negra”. Esto quiere decir que tu site será revisado cuidadosamente con cada nueva actualización del algoritmo motivo de la penalización, por lo que no sólo debes dejar de lado el black, sino apartar también los grises en SEO. Y sobre todo, no reincidas en lo mismo, porque después de la última publicación en el blog para Webmasters de Google, es posible que de la siguiente sea imposible salir.

Dicho esto y aunque siempre viene bien leer las recomendaciones para mandar una solicitud de reconsideración hechas por Google, hay algunos puntos que si bien no especifican, es recomendable considerar:

  1. Tómate tu tiempo. Es mejor mandar una solicitud bien documentada, estableciendo un tiempo prudencial, que intentar solventarlo cuanto antes o mandar una nueva reconsideración cada pocas semanas. Al ser revisadas manualmente, pueden determinar que, según el motivo de la penalización, no ha existido tiempo suficiente para solventarla correctamente.
  2. Soluciona los errores. Todos aquellos enlaces o contenido duplicado que puedas eliminar, hazlo. No vayas a lo fácil de primeras, es decir, no elijas directamente nofollow o noindex, sino que parezca que has buscado la solución óptima. Por ejemplo, de nuevo en el caso de una penalización de Pengüin, a mí me gusta revisar todos los enlaces referidos en Search Console y clasificarlos en “peligrosos”, “dudosos” y “de calidad”. Para la mayoría de los dudosos envío un mail al webmaster solicitando la inclusión de un nofollow o la eliminación del enlace, mientras que los peligrosos los incluyo en una lista para su desautorización.
  3. Documenta cada paso. Fechas, enlaces, páginas, dominios y respuestas (si las ha habido) para cada acción realizada, tanto las propias como las que dependen de terceros.
  4. No te quedes sólo en el motivo de la penalización. Revisa a fondo Search Console y aprovecha para corregir otros posibles problemas, desde seguridad, a rastreo, indexación o velocidad, ya que en ocasiones, puedes haber solucionado el motivo de la penalización, pero al ser revisado manualmente, surgir otros nuevos. Todas estas acciones inclúyelas también en tu documento de mejoras.
  5. La ignorancia de la felicidad. Tanto si eras consciente de que estabas cumpliendo las directrices como sino, lo mejor es no reconocerlo tipo “no era consciente de la existencia de esos enlaces”. Eso sí, mejor reconocer falta de control sobre lo que se hace desde otros departamentos o desde una agencia o persona externa, que decir que no sabías que eso incumplía las directrices.
  6. Señala al culpable. Si tienes contratada  una agencia externa o una persona para que lleve el SEO de tu página, indícalo también, así como las acciones que has tomado con él/ellos respecto a la penalización: prescindir de sus servicios, indemnización, firma de un seguro de calidad…
  7. ¿Y ahora qué? Define un plan de acción para recuperar posiciones, relevancia y autoridad en base a la generación de contenido de calidad. Define nuevas secciones, formatos, tipologías de contenido y plataformas para darles a tus usuarios más y mejor contenido. Ponlo en práctica antes de mandar la solicitud de reconsideración para que así puedas enviar al menos un par de ejemplos de la nueva línea que estás siguiendo.

Todos estos puntos son los que deberías incluir en la reconsideración, explicando qué has hecho, en qué fechas y con qué resultados, en cada uno de ellos. Como veis son acciones que requieren tiempo y por tanto, las reconsideraciones que se envían poco después de recibir una notificación de la misma, suelen ser rechazadas, así que si estás en ese caso, mucho ánimo, paciencia y sobre todo, tranquilidad, que de esta también se sale.

Stop marketing, start engaging Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn14Share on Google+0Share on Facebook6Buffer this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *