Google y su cambio de algoritmo “responsive”: Mitos y Leyendas

De media, un 30% del tráfico a nuestra web viene de dispositivos móviles y se prevé que para 2016 esta cifra alcance el 50%. A esto debemos sumar que el próximo 21 de abril Google ha anunciado una actualización de su algoritmo en la que tendrá en cuenta si el diseño de un site está adaptado al móvil como un factor más de cara al posicionamiento web.

Diseño responsive - Cambio de algoritmo de Google

Pese a venir “recomendándolo” durante los últimos dos años y especialmente en los últimos meses con notificaciones de aviso a través de Webmaster Tools, a la mayoría de las empresas con presencia digital “les ha pillado el toro” y ahora intentan adaptar sus páginas web, en algunos casos, mal y rápido.

Si acabas de enterarte de la noticia, algo que dudo pues ha sido una de las más comentadas en la red en las pasadas semanas, tranquilo. No se trata de un algoritmo de penalización, de hecho, la mayoría de los cambios que hace Google (con permiso de Google Pengüin) aplican más o menos valor a alguno o varios de los más de 200 factores que influyen en el SEO, pero no penalizan. ¿Qué significa esto? Que los sites configurados para móviles sumarán unos puntitos más.

Este cambio de algoritmo repercutirá, de momento, en las búsquedas a través de móvil, por lo que tus resultados en desktop/escritorio, no deberían verse especialmente afectados. Eso sí, si tu web no es adaptable/responsive o no tienes una versión móvil, es más que posible que el tráfico orgánico desde estos dispositivos descienda notablemente y tus posiciones se vean mermadas, no por penalización, sino porque otros serán “premiados”, siempre y cuando tu competencia sí se haya adaptado a los nuevos usos en movilidad.

Ten en cuenta también que esta nueva actualización del buscador afectará a la indexación de apps. Desde 2013, Google comenzó a mostrar, a los usuarios que se han descargado una aplicación móvil, resultados referentes a dicha app siempre que su consulta de búsqueda a través de su dispositivo esté relacionada con el contenido de la misma y siempre y cuando los desarrolladores o App SEO´s hayan hecho algunos pequeños ajustes. Pues bien, el algoritmo también incluirá como factor para el ranking dicha información. Digamos que aparecerán más arriba y por tanto tendremos que competir con las webs y con las apps.

¿Y qué hago ahora?

  1. Analiza si tu página web tiene un diseño adaptado para móviles, por ejemplo, a través de la herramienta que ofrece Google en su “Guía para móviles”.
  2. Ya que estás en esa página lee la documentación o reenvíasela a tu desarrollador. En la mayoría de los casos, sobretodo si utilizas un CMS más o menos convencional, la adaptación debería ser relativamente sencilla. Aquí tienes las principales directrices y las guías para los gestores de contenidos más utilizados.
  3. Hay quienes afirman que con esto y aplicando las recomendaciones SEO para móviles es suficiente. Por mi experiencia, hay sites cuya adaptación resulta ser de todo menos fácil y óptima, si bien es cierto que suele ser por inexperiencia de los equipos. Si este es tu caso y tu web ha terminado siendo lo que yo llamo pseudo-responsive y tienes la posibilidad y los recursos para empezar a construir una desde cero: ¡adelante!

    Sólo, si me permites, tres consejos para ahorrarte quebraderos de cabeza y aparecer mejor en los resultados de búsqueda:

    • Asegúrate de diseñar primero la versión adaptable y a partir de ahí construye la de desktop y no al revés.
    • Preferentemente que sea una web adaptable/responsive y no mediante publicación dinámica o una versión móvil con subdominio/dominio y/o URL´s independientes a la desktop.
    • Ten en cuenta todas las posibles visualizaciones (en horizontal y vertical), los diferentes dispositivos (móvil, tablet y escritorio), los sistemas operativos (Android, iOS y Windows) y los principales navegadores (Chrome, Firefox, Safari y si te atreves, Explorer), así como las versiones. Para ello consulta en tu herramienta de analítica web qué porcentaje de accesos tienes de cada uno de ellos y establece prioridades.
    • Una web responsive no es una app, una no sustituye a la otra y ambas son complementarias. Tener una app no excluye que tu web no esté adaptada a móviles ni que tengas una web con configuración móvil obliga a que desarrolles una app. Esta última sólo debe crearse si se cumplen varios factores de los que hablaremos más adelante: recurrencia de usuarios, experiencia mejorada o diferenciada, servicios y productos mejorados, diferenciados o verticales…
    • Comprueba y corrige la velocidad de carga de la página para desktop y móvil a través de PageSpeed Insights.
Stop marketing, start engaging Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Share on Facebook0Buffer this pageEmail this to someone

3 comentarios en “Google y su cambio de algoritmo “responsive”: Mitos y Leyendas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *