Penalización Google: Esquemas de enlaces

Surge consecuencia de otra serie de malas prácticas. Algunas acciones suponen penalización automática y otras, más sutiles o difíciles de detectar por un robot, son manuales.

    • Comprar enlaces. Aquí podemos distinguir los obvios (páginas que te ponen un enlace desde su site a un precio único o anual y que lo colocan en el sidebar, footer o en una página tipo “Webs amigas” y que en su mayoría Google ya las tiene “fichadas”) o las menos evidentes (blogs y sites que a cambio de regalos o dinero hacen un post o artículo referenciando a tu marca, producto o servicio con un enlace).

      Estos últimos, son más complicados de “automatizar” por el robot ya que algunos casos son discutibles. Una bloggera de moda, que recibe ropa de diferentes compañías puede considerar hablar sobre ellas o no. Si lo hace de forma esporádica, no podrá considerarse una mala práctica, pero si todos sus post “huelen a chamusquina” quizá ese dominio entre en “lista negra” y si enlaza al tuyo te verás afectado. Otro caso parecido es el de los medios de comunicación, que desesperados por buscar rentabilidad, ofrecen linkbuilding por un “módico” precio…. y a éstos, cualquiera les “tose”.

    • Intercambiar enlaces. Esto va desde el “yo te pongo un enlace y tú me pones uno de vuelta” al “yo te pongo un enlace en mi página A y tú me pones un enlace en mi página B”. Normalmente no suelen hacerse con sutileza porque no suelen tener que ver ni con la temática. Si en mi blog apareciese “Sitios recomendados” con enlaces a zapaterías, tiendas de móviles, supermercados y sex shops… no estaría ofreciendo a mis usuarios valor añadido con mis hipervínculos y eso, no le gusta a Google.
    • Enlaces automáticos. Al igual que con el contenido, existen herramientas que permiten generar múltiples enlaces con un único click. Es el caso de Bookmarking-Demond, un software utilizado en el pasado por los Black Hat y que todavía sigue en uso. Aunque podías elegir el PageRank de los sitios donde querías que te enlazasen y hacer de forma automática combinaciones de título y descripción, son demasiado evidentes al suponer subidas de enlaces masivas sin relación con idioma, geolocalización ni temática, en páginas que evidentemente son consideradas “granjas de enlaces” y que suponen una penalización automática.
    • Sobre optimización del anchor text. El anchor text es el texto del enlace, es decir, en un haz click aquí, “aquí” sería el anchor text. Lo natural es que el resto de los sites nos enlacen de forma diversa, con el nombre de marca, “más información”, “pincha aquí”, “el nombre del artículo”… Anteriormente Google no tenía tanta capacidad de entender el contexto y sinónimos, por lo que funcionaba muy bien que el anchor fuese exactamente la keyword por la que querías aparecer en las búsquedas, tipo “hotel barato Madrid”. Se abusó tanto de este tipo de técnicas que en la actualidad también son castigadas o bien con penalizaciones automáticas o con manuales, en las que esos enlaces hacia tu site dejan de tener valor.

      ¿Si alguien me enlaza con una keyword con anchor text debo avisarle para que cambie el texto del enlace? No. Cuando hablamos de este tipo de técnicas nos referimos siempre a situaciones en las que son excesivas o “poco naturales”. Imaginemos que tenemos 10 enlaces entrantes y 8 tienen el anchor text “hotel barato Madrid” y los otros dos “hotel económico Madrid”. Sin embargo, si tenemos 10 elaces y sus anchor son “aquí”, “hoteles en Madrid”, “Nombre de marca”, “alojamientos económicos en la sierra”, “Infórmate”… Se entiende que son naturales, aunque dependerá de no incumplir el resto de directrices.

    • Marcadores y directorios de poca calidad. Es algo parecido a lo que os comentaba antes de los bookmarks. Además de existir herramientas automáticas, tenemos la posibilidad de enlazar nuestra web desde directorios (tipo QDQ) o marcadores (tipo Delicious), sin relevancia ni calidad. Simplemente tienes que preguntarte si para buscar una empresa de tu sector, de tu barrio o localidad, buscarías ahí y si te daría la suficiente confianza. Si la respuesta es no, ¿por qué quieres que tu negocio aparezca ahí?
    • Widgets. Otras de las acciones recurrentes ha sido crear un widget que no aporta información relevante para el usuario y aprovechar para poner un enlace a nuestra web. Es un ejemplo muy claro en aquellos que creaban contadores de visitas para insertar en tu página y cuando lo ponías, además del contador, aparecía un enlace a otra página (supuestamente quien lo había creado) y por regla general con un anchor text poco natural.
    • Comentarios en blogs y foros. Aquí pueden existir dos técnicas, que yo conozca, el spam automático (que todos recibís si tenéis activados los comentarios y que obliga a utilizar Akismet o similares) y los manuales (crear un usuario, por regla general ficticio que cuando detecta mediante “alertas” un contenido de temática similar a la del negocio, pone un comentario que no aporta valor, con un anchor sobre-optimizado y con connotaciones evidentemente publicitarias, muchas veces incluso desde la misma IP).

Como veis el tema de los enlaces es muy amplio y de hecho, existen algunas prácticas más no recomendadas y aunque profundizaremos en este tema cuando hablemos de optimización off-site, el consejo más general que puedo daros es que si creáis contenido de calidad y original, establecéis relaciones naturales con bloggers e incluenciadores de vuestro sector (por ejemplo, a través del marketing experiencial), tenéis una buena estrategia de comunicación, aplicáis la premisa del “sentido común” y os olvidáis del Linkbuilding como tal, los enlaces llegarán.

Con cualquier ejemplo o duda que os surja con este tema, podéis comentarlo y tratamos cada caso en particular.

Este post es parte de ¿Qué acciones son penalizadas por Google en SEO? Y corresponde a una de las técnicas que incumple las directrices de calidad del buscador.

Stop marketing, start engaging Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Share on Facebook0Buffer this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *